Nuestra misión

‘Hoy tengo la edad de mi padre’ nace de la necesidad y la preocupación por una correcta gestión del duelo, con una especial sensibilidad hacia la etapa infantil. Una mirada al pasado y presente de nuestra relación con la muerte, y cómo enfrentamos su realidad y el sentimiento de la pérdida de un ser querido, indagando de un modo sencillo pero riguroso en el sentimiento de duelo cuando debes enfrentarlo en edad muy temprana, sin contar con todas las herramientas del conocimiento, de la madurez o del consuelo de tu círculo más próximo. Leer más.